Autor: jon

Olvidar es dejar de recordar, o de guardar en la memoria, algo que se tenía presente, y con esta base, un tanto triste, queremos hablaros de algunos de esos puertos de montaña que por una u otra razón han caído o viven en el olvido, pero que en su día sus rampas vivieron grandes jornadas de ciclismo.

Sería imposible traer a estas páginas todos los puertos olvidados, por lo que hemos preferido acotar nuestro campo de acción para irnos hasta la provincia de HUESCA y hablaros de dos de sus cimas más representativas y un “artista invitado”. Por un lado nos iremos a la comarca de Ribagorza, a CERLER, un puerto que llegó a convertirse en un clásico en La Vuelta siendo final de etapa nada menos que en 11 ocasiones, pero la última, en el ya lejano 2007. La otra, es una joya llamada BAÑOS DE PANTICOSA, un final que suena muchas veces pero que nunca vuelve. Quizás una de las razones sea que en la zona del Valle de Tena y la Jacetania, tiene buenos competidores, pero el encanto de esta subida y la belleza del lugar, se merecen más que esas 3 vistas de la Vuelta, (dos de llegada y una de salida pero en Panticosa pueblo) y la última en el lejanísimo 1985. Finalmente os acercamos más una añoranza que una realidad y recordaremos el EMBALSE DE LLAUSET, uno de esos lugares que cuando lo conoces sabes que no lo vas a olvidar.

 

Queremos “romper el olvido” porque el paso del tiempo no perdona a nadie, y entrar en él, es un destino cruel. En más de una ocasión ya hemos comentado que hay veces que nos obsesionamos en “crear” nuevas cimas, y nos olvidamos de “cuidar” y mantener el valor de las que tenemos. Cuando hablo del olvido siempre me acuerdo de una frase de Gloria Fuertes: “Lo mejor del olvido es el recuerdo” porque tristemente hay lugares para los que el recuerdo es la única oportunidad de sentirse vivos.

Esperemos que Cerler, Baños de Panticosa o el Embalse de Llauset, al igual que otras muchas cumbres no tengan que contentarse con ser solo historia. No sabemos si La Vuelta volverá o se aventurará a conocerlos, ahí poco podemos hacer, pero sí que es misión nuestra recordarlas, visitarlas y mantenerlas vivas.

 

CERLER

Cerler es un bonito pueblo oscense que pertenece al municipio de Benasque. Con sus 1540 metros de altitud, está considerado como el de mayor altura de Pirineo aragonés y destaca por la gran afluencia de turistas tanto en invierno (esquí) como en verano (senderismo, montañismo y ciclismo)

El pueblo está dividido en dos, un casco antiguo muy cuidado y restaurado que bien merece una visita, por un lado, y otra parte formada por apartamentos y edificaciones modernas consecuencia de la cercanía de las pistas de esquí de la estación Aramon Cerler.

Hubo unos años que hablar de Cerler era hacerlo de la Vuelta a España. Hoy en día, en La Vuelta, a los Pirineos les toca compartir protagonismo con otras cordilleras, e incluso, pasar a un segundo o tercer plano. En La Vuelta a España, los Pirineos siempre fueron protagonistas estelares, una Vuelta sin Pirineos no era, ni es, lo mismo. Un guiño debe haber siempre, y no hacerlo sería un pequeño crimen, es como si el Tour prescindiese de Alpes o Pirineos. Con mayor o menor importancia siempre deben estar.

Pero vayamos a la historia de La Vuelta, a los Pirineos y a Cerler, uno de esos finales que llegó a ser clave ya que fue escenario de numerosos finales de etapa, nada menos que 11 y allí han ganado grandes figuras Como Lale Cubino en 1987, Fabio Parra en 1988, Perico Delgado en 1989, Tony Rominger en 1993 y 1994 o el Chava Jiménez en 1998. Cerler fue una apuesta firme y clave ya que entre 1987 y 1998 fue final de etapa en nada menos que 9 ocasiones. Leonardo Piepoli, fue el último ganado en su cima en el año 2007, curiosamente, el italiano también ganó allí otras tres veces en la Vuelta a Aragón (2000, 2002 y 2003).

 

En lo deportivo la subida a Cerler cuenta con 13,5 kilómetros a una media del 5,68%, si la medimos desde el cruce de Benasque. Una subida irregular, cuyo comienzo es muy exigente, con cerca de 3 kilómetros en los que la media se acerca al 9% y hay rampas que llegan al 14%.  Allí, en profesionales era donde se rompía todo y los favoritos se reducían a un selecto grupo.  Al llegar a Cerler pueblo, toca recuperar en un pequeño descanso y poco después, tras pasar el cuartel del ejército de montaña, nos espera otro tramo duro con casi 2 km al 10%. Esa era la segunda oportunidad para atacar y escaparse si se quería llegar en solitario, ya que al llegar al Mirador de Cerler, llega un nuevo descanso y desde allí hasta la cima esperan 3 kilómetros muy tranquilos. Si antes del Mirador no se había roto definitivamente el grupo de elegidos lo más probable es que les tocara esprintar, como ocurrió en más de una ocasión.

 

Podríamos recordar muchas batallas pero buscaremos un poco de “salsilla” y haremos referencia a dos ediciones que tuvieron miga. Empezamos por la Vuelta de 1989. En aquella edición, el triunfo en Cerler sería para Pedro Delgado. A pesar de haber un montón de ataques, el grupo no se rompió y llegaban al último kilómetro 5 corredores. En meta, Pedro Delgado superaba a todo un escuadrón de colombianos. Le salían por todos los lados pero a la postre el segoviano fue el más listo y el más fuerte y en un apretado final superaba a Morales, Vargas, Parra y Moncada

Pedro Delgado se llevaría finalmente la Vuelta tras una penúltima etapa con cierta polémica en Navacerrada. Parra había descolgado a Delgado y parecía que la Vuelta regresaría a Colombia, pero la aparición del ruso Ruslan Ivanov, que no era de su equipo y se puso a tirar, fue decisiva para que Pedro Delgado por algo más de 30 segundos se hiciese con la Vuelta.

 

La otra edición que queremos recordar es la de La Vuelta 1998, la de la polémica entre Olano y el Chava, que a pesar de correr en el mismo equipo estuvieron a palos todo el recorrido. Ambos corrían en el Banesto y en la sexta etapa que acababa en el Xorret del Catí, el Chava ganaba y se vestía de amarillo. Un maillot que perdería en la crono y caía en manos de Olano, pero que le dio alas para interpretar y hacer la carrera totalmente a su aire. El Chava era impredecible, un portento que nunca supo sacar todo el partido a su clase, pero que con sus actuaciones estelares sabía dejar huella y hacerse querer. En aquella Vuelta finalizaría tercero detrás de Olano y Escartín, y se llevó 4 etapas (Xorret del Catí- Pal-Cerler- Lagunas de Neila), como es de suponer todas ellas llegadas en alto.

La etapa 11 era la que les llevaba a Cerler, y fue una copia de lo sucedido el día anterior en Pal. Los Kelme al ataque para Heras o Escartín y el Chava recogiendo lo sembrado por el equipo de Alvaro Pino. Curiosamente aquel día no llegó solo y tuvo que darlo todo para batir al sprint a Heras, Escartín y Clavero.

2007 Etapa 9: Huesca – Cerler. Leonardo Piepoli

2008 Etapa 11: Andorra La Vella – Cerler. Roberto Laiseka

1998 Etapa 11: Andorra La Vella – Cerler. Jose María Jiménez

1996 Etapa 17: Sabiñánigo – Cerler. Oliverio Rincón

1994 Etapa 11: Andorra La Vella – Cerler. Tony Rominger

1993 Etapa 11: Lleida – Cerler. Tony Rominger

1991 Etapa 12: Bossost (Vall d’Aran) – Cerler. Ivan Ivanov

1990 Etapa 18: Jaca – Cerler. José Martin Farfán

1989 Etapa 12: Lleida – Cerler. Pedro Delgado

1988 Etapa 13   Jaca – Cerler. Fabio Parra

1987 Etapa 7: La Seu D’Urgell – Cerler. Laudelino Cubino

 

 

 

BAÑOS DE PANTICOSA

En pleno valle de Tena, cerca de algunas de las cumbres más altas del Pirineo oscense, se encuentra Baños de Panticosa. Lugar conocido por la belleza del Ibon de Baños, por su zona balnearia, o por ser el lugar perfecto para muchas salidas montañeras. A nosotros todo esto nos parece muy bien, pero sus argumentos crecen con los atractivos ciclistas que nos ofrece su ascensión. No es una subida dura pero que si nos va a obligar, sobre todo si la dejamos como postre a nuestra ruta. Si, porque se trata de un puerto de vertiente única y esto trasladado al ciclismo profesional implicaría ser final de etapa.

En total son 9,7 km a una media del 5,3%. Como veis, nada de otro mundo pero con casi 4 km con una media cercana al 8% que acaban haciendo pupa si nos damos caña. Un final en alto asequible pero que podría dar mucho juego en el ciclismo profesional y más teniendo en cuenta que los alrededores cuentan con terrenos más que suficiente como para preparar buenas encerronas. Una de ellas, si queremos añadirle un poco de picante, sería llegar hasta Panticosa pueblo desde Bubal por Hoz de Jaca (2,5 km al 7,5% de media de los que 1,5km superan el 10% de media).

Como veis un lugar interesante, con potencial, en una zona que vive y siente el ciclismo pero que curiosamente ha sido bastante indiferente al ciclismo profesional. Tomado como referencia la Vuelta, vemos que tan solo ha sido final en dos ocasiones (1983 y 1985) y salida en otra (1983 desde Panticosa pueblo). Desde luego un bagaje muy escaso y más siendo Pirineos y estando en la zona que está.

La primera vez que llegó La Vuelta a España a Panticosa fue el 28 de abril de 1983, si, aquella que se hizo famosa por el mano a mano entre Julián Gorospe y Bernard Hinault. Julián Gorospe lo tenía casi hecho para el feroz ataque de Bernard Hinault en Serranillos hicieron que Gorospe acabara con una tremenda pájara llegando a más de 20 minutos.

Pero vayamos a aquella etapa que curiosamente fue una crono que salía de Sabiñanigo. 38 kilómetros exigentes que marcaron buenas diferencias y en la que Marino Lejarreta dio todo un recital sacando más de 2 minutos a Bernrad Hinault. Marino Lejarreta finalizaría segundo y fue capaz de poner contra las cuerdas al mismísimo Bernard Hinault. El “caimán” se llevaría la carrera, pero el paso de Pirineos, que casi siempre era el que marcaba la carrera, le hicieron sufrir más de lo que pensaba.

Aquella edición de 1983 fue la primera cuyos finales de etapa fueron retransmitidos en directo por Televisión Española. ​ Los comentarios corrieron a cargo de Antolín García, Ángel María de Pablos y Emilio Tamargo, quien además comentaba un resumen nocturno de cada etapa. El despliegue de TVE fue un revulsivo para la popularidad de la prueba. ​

Baños de Panticosa volvió a ser final de etapa dos años después, en esta ocasión en una hoy en día impensable etapa de 253 kilómetros, pero sin apenas complicaciones hasta la subida final. En la cima se impuso el belga De Wolf, tras una “consentida” escapada que llegó con una buena minutada hasta el ascenso final…. Y volvemos a hablar de otra famosa y comentada Vuelta, Hablamos de la edición en la que Robert Millar perdía la Vuelta en la penúltima etapa después de una buena escabechina en Guadarrama. Hay muchas maneras de perder una gran ronda por etapas pero aquella fue terrible. Había demostrado ser el más fuerte, acariciaba el triunfo pero acaba viendo como una alianza de sus rivales rompe su sueño. ¿Qué ocurrió? Le falta información, no llegaban noticias de la situación de carrera, nadie colabora y se ve solo, momentos de impotencia, frustración…

Desde aquel 1985, La Vuelta siguió con sus incursiones por la zona, pero Panticosa, aunque se le espere, no ha vuelto.

 

1985 Etapa 9: Logroño – Balneario de Panticosa. Alfons de Wolf

1983 Etapa 8: Sabiñánigo – Balneario de Panticosa. Marino Lejarreta

1983 Etapa9: Panticosa – Alfajarín. Guiseppe Saronni

 

 

EMBALSE DE LLAUSET

Hemos querido añadir un puerto más a esta historia de olvidados oscenses, aunque quizás la palabra que mejor defina el puerto que os traemos es la de desconocido. Si, sabemos que muchos habéis tenido la suerte de ascenderlo, de disfrutar de su entorno inhóspito y salvaje, pero sigue siendo un desconocido para muchos y además, razones tiene para serlo.

Al Embalse de Llauset no le ha olvidado ninguna gran prueba porque nunca han llegado allí. El lugar tiene muchos argumentos a favor pero también los tiene en contra y la logística es uno de ellos. Montar una meta en la cima sería complicadísimo por no decir imposible. Quizás se podría estudiar acabar en algún punto más bajo pero me pongo en la piel de un organizador y evitar posibles problemas siempre es lo primero.

Sin embargo queremos traer a “olvidados” esta joya cicloturista por la rabia que da que nos lo pongan tan difícil. Después de hacer una carretera que llega hasta allí, que menos que mantenerla dignamente. Me comentan que actualmente la carretera es más para gravel o btt, pero en su día era una ruta de las que daba gusto hacer. Siempre había piedras, baches pero sin mayores problemas. Lo he ascendido en dos ocasiones. La primera hace ya 10 años y la recuerdo perfectamente. Estábamos en Grau haciendo un reportaje y nos recomendaron llegar hasta allí. Teníamos previsto ir hacia Vielha por lo que estaba a tiro. Dicho y hecho. Salimos hacia Castejón, y en sus proximidades subíamos el col de Fadas. Un puerto llevadero, entretenido, de buenas vistas. Coronamos y tras un pequeño descenso y cerca de 2 kilómetros de subida coronamos el Col de Espina. Rápido descenso por Lespaúles y rumbo a Vilamòs. Llegamos a la carretera que lleva a la ascensión al túnel de Vielha. Llevamos un rato jugando al gato y el ratón pasando entre Catalunya y Aragón para llegar hasta la localidad de Bono donde empieza la ascensión al túnel de Vielha más en serio. Seguimos un par de kilómetros, pero al llegar al cruce de Aneto tomamos a la izquierda y allí, una estrecha carretera, con algunos tramos en mal estado y con muchas piedras a causa de las secuelas de los derrumbamientos invernales, nos llevaría hacia una gloria que no esperábamos. El placer de lo desconocido iba alcanzar su apogeo, vaya subida, qué espectáculo.

Fuimos tomando altura. Vemos la carretera esculpida en las laderas de la montaña. Aparece la pared del embalse como colgando de la montaña, pero ninguna carretera que se le acerque. No damos crédito de que se pueda llegar hasta allí, pero paso a paso y sin parar de subir cada vez estamos más cerca. Pasamos un pequeño túnel parece que la carretera se acaba pero la boca de un nuevo túnel nos dice que esto continúa. El túnel impone, da un poco de miedo, es en subida y está ligeramente iluminado lo suficiente como para seguir. Vamos más de 1 kilómetro. Finalmente se hace la luz, ha sido algo más de 1,5 kilómetros y llegamos al embalse. Llegamos emocionados, nos sentimos unos privilegiados y probablemente en ese momento lo fuésemos.

Volví 5 años más tarde, y volví a sentir algo similar, aunque los que me acompañaban fueron los que experimentaros esa sensación tan especial que supone una primera vez. Eso sí, la carretera ya no era misma. Más piedras, más baches, más derrumbes…

Hace poco, estando en Vielha, estuvimos tentados a regresar pero nos hablaron del estado de la carretera y desistimos. En una ocasión, en una tertulia comenté esto y me tacharon de egoísta. Quizás mi pasión ciclista me pierda un poco, pero que rabia que da gastar dinero en una carretera y dejarla perder. Al final llega el momento en el que ya no la van a arreglar por el gasto que supone.

Y si soy egoísta por esta apreciación, lo debo ser en cualquier faceta de la vida porque me da una rabia terrible ver como se gastan cantidades ingentes de dinero en cosas que aparte de no utilizarse, no aportan nada y ni siquiera son de interés general.

Pero esto es otra historia, y ahora toca comentar un poco esta preciosidad de subida. El embalse de Llauset está a 2.207 metros de altitud y pertenece al municipio de Montanuy en La Ribagorza. Inicialmente, era un ibón de origen glacial que fue recrecido artificialmente en 1983. La presa tiene nada menos que 82 metros de altura

La subida podríamos decir que se inicia en la localidad de Bono con pendientes que se mantienen constantes en torno al 6%. Nos desviaremos hacia la población de Aneto y la carretera cambia totalmente. Seguimos ascendiendo y tras superar dos curvas de herradura, el trazado se cuelga del abismo en un tramo impresionante donde las vistas son inmejorables. Al paso por el paraje de Nestuí los porcentajes nos dan un breve respiro. Ahora, podemos contemplar lo que nos queda de ascensión, la pendiente se sitúa por encima del 8% y dos nuevas herraduras en una carretera nos abren una perspectiva que permite por fin divisar en lo alto la impresionante presa de Llauset. Llegamos a un pequeño collado donde se encuentran las ruinas del antiguo campamento de los obreros de la presa y un pequeño refugio junto a la fuente del Cubiello. La ascensión no nos da descanso, atravesaremos dos galerías anti-aludes antes de alcanzar un curioso cruce en curva de herradura dentro de un túnel colgado en la ladera de la montaña. 700 metros más y no nos queda otra que adentrarnos con toda la precaución posible en la «boca del infierno», ese túnel final de 1,5 km, con una tenue iluminación cada aproximadamente 100 m que nos abrirá las puertas al Paraíso. En total habrán sido 16,7 kilómetros de ascensión desde Bono con una media de casi el 7% en los que habremos ascendido 1177 metros de desnivel.

El Embalse de Llauset podría ser uno de esos lugares considerados de culto entre los cicloturistas pero para que esto ocurra alguien tendría que acordarse de él.  Un olvidado diferente, porque difícilmente podremos olvidar algo que no hemos tenido la fortuna de conocer.

Por Jon Beunza

Fotos: Andoni Epelde

Altgrafías: APM

Leer Más
Un año más, volveremos a fabricar una edición limitada de equipaciones. Vamos a tener un “maillot oficial” (blanco), que es el que entregaremos a los participantes en los viajes a Suiza y Dolomitas pero que si alguno estuviese interesado podría pedirlo.
Además, hay otro diseño de maillot (amarillo) que se fabricará para cubrir los pedidos que haya. Lo mismo pasará con los culotes que se fabricarán para cubrir los pedidos.
Las prendas están fabricadas como en años anteriores por SPIUK. Los maillots corresponden a su línea Summum mientras que, en el culote, después de la buena acogida del año pasado, hemos vuelto a apostar por la línea Max.
Los pedidos pueden hacerse hasta el 20 de marzo escribiendo a info@ziklo.es
Precios:
Maillot manga corta: 50€ Suscriptores 45€
Culote: 70€ Suscriptores 65€
Gastos de envío incluidos.
Leer Más

Vuelve el ciclismo profesional a Galicia y lo hace de la mano de la tercera edición de O Gran Camiño. Se disputará del 22 de febrero al 25 de febrero. La prueba gallega ha conseguido establecerse en el calendario europeo y vuelve a ser una de las mejores pruebas por etapas que se disputan en febrero, aunque sabemos de buena tinta que Ezequiel Mosquera suspira por que la UCI le dé una opción de fechas más tardía. Esto debería ayudar a que la meteo tenga más opciones de ser más agradable y a que el equipo organizador pueda dar a alguna de las etapas ese plus que en estas fechas resulta arriesgado.

No cambia el formato, ya que serán cuatro etapas y cada una de ellas tendrá como protagonista a una de las cuatro provincias gallegas. Tampoco cambia el territorio “comanche” que les espera a los corredores ya que el sube y baja no dará tregua. Lo único que cambia es la distribución, ya que esta edición la contrarreloj abrirá la prueba, justo lo contrario que el año pasado.

La primera etapa será una contrarreloj individual de 14,8km que se disputará en la ciudad de A Coruña y tendrá el comienzo y final en la Torre de Hércules. La contrarreloj es prácticamente llana y veremos las diferencias que podrán llegar a ser clave para la lucha por la general.

 

 

La segunda etapa se disputará en la provincia de Lugo y comenzará en Taboada y tendrá final en Chantada. Será una etapa de 151km con 3007m de desnivel. Sin duda alguna será una etapa “rompepiernas”. La segunda parte de la etapa será la mas exigente con cuatro ascensiones y la emoción estará servida hasta el final con el ultimo puerto de segunda categoría (Alto de San Pedro de Lingora) en los 10km finales.

 

La tercera etapa será la mas larga y se correrá en la provincia de Ourense. 173km entre Xinzo de Lima y Ribadavia. A priori, puede ser la etapa mas factible para que se decida en un sprint, pero la etapa cuenta con 4 ascensiones que pueden hacer que ese sprint se dispute en un grupo reducido.

 

 

La cuarta y última etapa se disputará en Pontevedra y será la que decida la clasificación general de la ronda gallega. 162km y 3421m de desnivel con salida en Ponteareas y final en alto en el Parque Natural do Monte Aloia, de 7km al 8% de media. Los últimos 60km serán los mas exigentes donde se subirán el Alto de San Cosme y doble ascensión al Monte Aloia. Sin duda alguna, la batalla estará servida.

 

 

 

Al decir que es una de las mejores pruebas por etapas que se disputan en febrero no es solo por los paisajes que disfrutaremos en estos cuatro días, es, en parte, por la participación de gran nivel que tendrá en ella. Viendo los ganadores de las dos primeras ediciones (Alejandro Valverde y Jonas Vingegaard), ya vemos que el nivel ha sido alto desde el principio, y esta tercera edición no se queda atrás. El último ganador de la prueba y doble ganador del Tour de Francia Jonas Vingeegard vuelve a abrir su calendario en tierras gallegas y sin duda alguna querrá revalidar su título.  Además, viene acompañado de un gran equipo en el que destaca Cian Uijtdebroeks. Pero tendrá grandes rivales que intentaran llevarse esta tercera edición. Ineos Grenadiers y EF Education – EasyPost llevan un bloque potente para combatir con el reinado del Team Visma – Lease a Bike en el que destacan Carlos Rodriguez y Egan Bernal (IG) y Richard Carapaz y Rigoberto Uran (EF). Otros grandes equipos lucharan por el mismo objetivo y llevan corredores con grandes opciones como: Ruben Guerreiro (MOV), que estuvo en el podio la edición anterior,  David Gaudu y Lenny Martinez (FDJ), Raul García Pierna (ARK), Pablo Castrillo e Ivan Cobo (EKF), Mikel Bizkarra (EUS), Jose Manuel Diaz (BUR), Jefferson Alveiro Cepeda (CJR), Gianluca Bambrilla (Q36.5) y Davide Piganzoli (TPK).

Nos esperan 4 días emocionantes, en los que, si el tiempo acompaña, veremos una gran batalla tanto por la general, como por los puntos UCI cada vez más cotizados.

Leer Más

Las proteínas de origen vegetal siempre han despertado interés como alternativa a las proteínas de origen animal, pero debido a que los factores fundamentales para su asimilación y obtención del beneficio nutricional (contenido de aminoácidos esenciales y digestibilidad) han sido hasta hace poco notablemente inferiores, se ha mantenido la preferencia por las proteínas de mayor calidad como las procedentes del concentrado y aislado de suero de leche. Sin embargo, en los últimos tiempos los suplementos de proteína vegetal, especialmente los derivados de guisantes (como Pisane®) y arroz, han surgido como una alternativa comparable al concentrado de suero lácteo (whey), especialmente cuando se enriquecen con aminoácidos esenciales.
VEGAN PROTEIN ha sido diseñada con el objetivo específico de alcanzar el aminograma y valor de digestibilidad de una proteína concentrada de suero lácteo (Whey). Para ello, se fusionan 3 ingredientes cuantificados que complementan y elevan el aminograma:
Proteína de arroz
• Proteína aislada de guisante (PISANE®)
• Aminoácidos esenciales procedentes de fermentación vegetal.
El método de obtención del aislado de proteína de guisante PISANE® se distingue por reducir significativamente el contenido de anti-nutrientes típicamente asociados con las proteínas vegetales. Este proceso eleva la digestibilidad a un impresionante 98%1, superando barreras digestivas comunes en proteínas vegetales.

 

 

En síntesis, las características distintivas de VEGAN PROTEIN logran equiparar el contenido de aminoácidos esenciales y Leucina al de una proteína de concentrado de suero lácteo, aproximándose a una digestibilidad del 100%, lo que respalda su eficacia. Además, se incorpora vitamina B12 obtenida por fermentación vegetal, un componente micronutricional crucial en dietas veganas debido a su déficit común.
Cada servicio de VEGAN PROTEIN aporta 25g de proteínas, de las cuales 12,72g son aminoácidos esenciales, destacando 2,629 g de Leucina. Este suplemento se disuelve fácilmente en agua, sin contener azúcares, gluten ni lactosa, y destaca por ser naturalmente bajo en colesterol, alineándose con su compromiso ambiental.
¿QUÉ VENTAJAS ADICIONALES OFRECE LA SUPLEMENTACIÓN CON VEGAN PROTEIN?
VEGAN PROTEIN se presenta como una fuente de proteína vegetal de alta calidad, enfocada hacia el favorecimiento del aumento y/o mantenimiento de la masa muscular, particularmente después de prácticas deportivas intensas, interválicas, orientadas a la explosividad, fuerza, así como deportes de resistencia propensos al daño muscular como el ciclismo.
Adicionalmente, este suplemento cuida del impacto ambiental y ético. La producción de proteínas vegetales, en general, requiere menos recursos naturales y genera menos emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de proteínas animales, contribuyendo así a la sostenibilidad del medio ambiente.

Leer Más

Hoy recorreremos la magnífica Strada degli Eroi o Carretera de los Héroes, la quintaesencia de las pistas militares italianas. Esta extraordinaria ruta alpina se adentra en el abrupto Macizo de Pasubio. Un recorrido magnífico que nos llevará por lugares únicos y diferentes a todo lo que hayamos podido contemplar antes desde una bicicleta. Por favor: pasen, pedaleen y disfruten del espectáculo.

 

 

Un poco de historia

La Primera Guerra Mundial ha dejado profundas huellas en los Alpes italianos. Los macizos montañosos fueron el escenario de una lucha encarnizada, que motivó la construcción de trincheras y de nuevos trazados que sirvieron como vías de abastecimiento a los soldados. De aquella contienda, hoy podremos ver monumentos en recuerdo a los caídos prácticamente en cada localidad alpina. Asimismo, todo el entorno dolomítico tiene habilitadas numerosísimas vías ferratas, herencia de lo que fueron los accesos a pie a aquellas trincheras. No lejos de allí, el emblemático Monte Grappa, indiscutible protagonista con su doble paso en la decisiva penúltima etapa del próximo Giro d’Italia, está coronado por un enorme osario.

Otra de las señas de identidad más características de aquella contienda en los Alpes son sus magníficas strade militare. Construidas con fines exclusivamente militares, sirvieron como vías de acceso para los vehículos pesados a las guarniciones atrincheradas que protegían los pasos de montaña más accesibles. A menudo identificables por esos pequeños hitos tan característicos que marcan el borde del camino, estas extraordinarias infraestructuras constituyen uno de los alicientes indiscutibles de los Alpes italianos para los ciclistas.

Sin embargo, la Strada degli Eroi no es un ejemplo clásico de pista militar construida para acceder a la línea defensiva. Su construcción se llevó a cabo en los años 40 como acceso a los monumentos que sirven de recordatorio de los que murieron allí en la Primera Guerra Mundial. De hecho, la vía de abastecimiento construida durante la guerra es la vecina y absolutamente grandiosa Strada delle 52 Gallerie, una increíble obra de ingeniería con 52 túneles excavados en la roca y realizada en apenas 9 meses. Desgraciadamente su anchura, de apenas un metro, y la falta de protecciones ha causado numerosos accidentes de ciclistas y ha obligado a que sea prohibida para bicicletas. Se trata, sin embargo, de una ruta imprescindible para todos aquellos que también disfruten del montañismo y el senderismo.

 

 

Nuestra atractiva aproximación al Pasubio

Comencemos por el principio y viajemos al Macizo de Pasubio. Estamos en el límite entre el Trentino y la región del Veneto, no lejos de los Dolomitas, que los tenemos al norte. La zona no es fácilmente accesible, ya que no tiene autopistas cercanas. Esto quizás explica el hecho de que aún sea bastante poco frecuentada por turistas extranjeros.

La localidad de Valli del Pasubio, de unos 3000 habitantes y ubicada en el Veneto, nos sirve de punto de referencia para esta zona de alta montaña. Y es que pese a encontrarse a apenas 340 metros de altitud, tiene un impactante telón de montañas que cierra su valle por el noroeste. Hacia ese entorno tan vertical y desafiantemente hostil es justo a donde nos dirigiremos.

Para acceder desde aquí al inicio de la Strada degli Eroi, en el Passo Pian delle Fugazze, tenemos dos alternativas. La primera y la más directa es tomar la carretera nacional 46 en dirección a Rovereto. Son 11 kilómetros subiendo con bicicleta de montaña o de gravel a una media del 7,4% por una carretera nacional estrecha y sin arcén, lo que no nos resulta un plan demasiado atractivo. Sin embargo, al ser la más directa, es la que usaremos en la altimetría.

En nuestro viaje optaremos por la segunda opción, que nos lleva por pequeñas carreteras asfaltadas y muy estrechas hacia el sudoeste. Transitaremos una serie de pequeñas localidades olvidadas y con numerosas construcciones abandonadas; una visión tristemente habitual en algunos de nuestros viajes por algunas zonas rurales de Italia. Pasamos por Sturma, Offiche y Staro en una sucesión de toboganes hasta que llegamos a Casilarda. Ahí tomamos un pequeño cruce a la derecha y, tras una breve bajada, comenzamos el ascenso por una carretera también muy estrecha. Apenas 3 kilómetros después nos incorporamos a la carretera 99, por la que subiremos al Passo di Campogrosso, de 1460 metros de altitud. Se trata de un ascenso exigente, de algo más de 9 kilómetros con pendiente media cercana al 9%. La carretera es realmente muy atractiva: estrecha, con numerosas herraduras y dentro de un bosque. En definitiva, una de esas carreteras que tanto nos gustan en Ziklo.

Llegamos a la cima del puerto poco después de salir del bosque. Se trata de un entorno bastante frecuentado por senderistas y turistas locales, que suben a pasear y a comer en los restaurantes de la cima. Nos sorprende comprobar como las vertientes que bajan al otro lado del puerto no están asfaltadas, especialmente teniendo en cuenta la actividad del lugar. De hecho, la misma carretera 99 no baja por la vertiente opuesta, sino que sigue subiendo desde el puerto aún un breve tramo, aunque desde el puerto solo vemos transitarla a senderistas. La explicación la encontramos poco después: un tramo importante de esta carretera fue destruida por un enorme deslizamiento de tierra en el año 2008 y no ha sido reparada. En su lugar, se construyó en 2016 un espectacular puente tibetano peatonal de 105 metros de longitud y 35 metros de altura.  Es un puente muy estrecho, así que tenemos que ladear el manillar para poder pasar a pie con la bicicleta de montaña. Recuperamos el asfalto y bajamos rápido hasta el Passo di Pian delle Fugazze a 1163 metros de altitud, desde cuya cima arranca la esperada Strada degli Eroi.

 

Benvenuti al spettacolo

Arrancamos el recorrido de la pista de tierra con ese hormigueo en el estómago de las grandes citas. La pista es muy ancha y está en muy buen estado. No nos cruzamos con vehículos, pero sí con algunos senderistas. Ascendemos serpenteando en medio de un bosque. Podemos afirmar que estos primeros kilómetros nos decepcionan en cierta manera por su monotonía y la impaciencia de lo que está por llegar. Sin embargo, tras el sexto kilómetro la pista se vuelve más pedregosa y la pendiente aumenta notablemente. El bosque ha perdido densidad en la parte alta y comenzamos a ver las cumbres cercanas por encima del mismo.

De pronto, la sorpresa. La ladera de la montaña por la que veníamos subiendo desde que empezó la pista, está perforada a 1781 metros de altitud por un túnel, la Galleria Generale Achille d’Havet. Según avanzamos por el túnel, nos sorprende lo corto que es. Ya atisbamos un valle enorme al otro lado antes de salir de él. La grandeza del espectáculo visual que nos ofrece este nuevo valle nos deja sin palabras. Al fondo y en lo alto, vemos claramente el Rifugio Papa Achille, nuestro objetivo.

La pista, excavada en la roca, rodea la cola de este nuevo valle en un trazado muy aéreo circundando un precipicio. Los característicos hitos de las pistas militares italianas nos marcan el borde que separa la pista del abismo. La pendiente es irregular en este último tramo, pero no es nuestra principal preocupación. De hecho, intentamos pedalear pegados a la pared siempre que podemos para alejarnos del precipicio. Nuestra atención se va alternando de manera estresante entre el irregular suelo de la pista, en mantenernos alejados del barranco y en disfrutar del impresionante y cambiante espectáculo visual que tenemos ante nosotros. Se nos nota que no estamos acostumbrados a pedalear en un lugar tan aéreo y, sin duda, no apto para ciclistas inseguros y con vértigo. En este tramo aún transitaremos 3 galerías más antes de alcanzar por fin el refugio a 1928 metros de altitud. Éste está lleno de ciclistas y de senderistas.

Proseguimos el ascenso aún unos kilómetros hasta el fotogénico Arco Romano y la pequeña Chiesetta di Santa Maria sul Pasubio. Sin embargo, poco después comprobamos que no podremos llegar montados en nuestras bicicletas de montaña hasta la Cima Palon, que es el pico más alto del macizo del Pasubio con 2239 metros de altitud. Las pistas se vuelven demasiado empinadas y pedregosas incluso para una bicicleta de montaña, más adecuada, sin embargo, en este entorno que una bicicleta de gravel. Así que decidimos volver al refugio de nuevo a disfrutar del extraordinario panorama.

Tras reponer fuerzas ante aquel panorama único, nos proponemos bajar por otra pista diferente. Bajaremos primero hasta el Passo Xomo y desde ahí, continuaremos el descenso por asfalto hasta alcanzar el cruce con la carretera nacional 46, que nos conduce velozmente de vuelta a Valli del Pasubio. Salimos por tanto del Refugio Achille Papa hacia el norte por la pista que tiene el peculiar nombre de Strada degli Scarubbi o Pista de los Escarabajos. Al igual que la Strada delle 52 Gallerie, ésta también fue construida durante la Primera Guerra Mundial. Con un firme con piedras abundantes y mucho menos espectacular que la Strada degli Eroi, tiene una longitud total de 10 kilómetros hasta llegar al Passo Xomo. Descender por esta pista nos resultará algo descafeinado, sobre todo tras la experiencia que habremos vivido unas horas antes en esta inolvidable Strada degli Eroi.

Por Luis Miguel Sainz Pena

Fotos: Angel Morales, Luismi Sainz Pena, Aitor Antxústegi, Rubén Berasategui/APM

Altigrafía: Javi Fuertes, Josemi Ochoa, Angel Morales/APM

Leer Más

El gravel sigue en auge y buena muestra de ellos es esta nueva web que nos ofrece altimetrías, rutas y fotos en gravel para ayudar a planificar nuevas aventuras

El proyecto inicia su camino con más de 65 altimetrías de puertos gravel, que suman 741 kilómetros de subida y 45.638 metros de desnivel. También con 17 rutas publicadas, que suman 1.102 kilómetros en ruta. Todo acompañado por más de 200 fotos porqué, según sus autores, “también pedaleamos por los ojos”.

El proyecto se plasma en la web https://vadegravel.com

Las altimetrías se pueden explorar a través de una tabla interactiva de puertos o a través de un mapa. Por ahora, destacan puertos (y rutas) en Catalunya pero también en los Alpes del Piemonte y en Aragón. Va de Gravel es, en este sentido, un proyecto vivo y en expansión: poco a poco irá sumando nuevas subidas y rutas.

Cada puerto se acompaña de su perfil y de los datos básicos de la subida, de un track para facilitar su ubicación, de un breve comentario para ampliar información, de fotografías, y de subidas o rutas relacionadas.

Va de Gravel es un proyecto de Xavier Guijarro y Laura Rojas. Ambos han crecido encima de la bicicleta gracias a las altimetrías de APM y al trabajo desinteresado de tantos otros. Según sus palabras “esta web es para seguir abriendo las puertas a más gente”.

Leer Más

75º edición de la Volta a la Comunidad Valenciana

Vuelve el ciclismo en España y esta vez lo hace de la mano de la 75º edición de la Volta a la Comunidad Valenciana que contará con 5 etapas. Un terreno que, a priori, contará con pocas opciones para los sprinters y donde casi todos los días pueden dar juego de cara a la lucha por la general.

La primera etapa de 166km en principio será cómoda, aunque a 16km de meta se coronará el puerto del Desierto de las Palmas. No es un puerto duro, pero si con la suficiente entidad como para pensar que el primer maillot de la prueba se disputará entre un grupo reducido en las calles de Castellón.

La segunda etapa de 164km sale de Canals y se considera una etapa de media montaña ya que tiene tres puertos puntuables. El puerto de Pla de Corrals, a 10km de meta, parece que será el encargado de alborotar el grupo. Es menos duro que el del día anterior, pero se trata de una bajada técnica, y veremos si algún corredor consigue anticiparse al sprint.

La tercera etapa será de 161km con final en Orihuela. Es en teoría más propicia para que los hombres rápidos se disputen la victoria, aunque también podrá ser un buen día para que llegue una escapada.

La cuarta etapa es sin duda alguna la etapa reina. Etapa de 175km con final en Vall D´Ebo y 3645m de desnivel. Contará con 5 puertos de montaña y entre ellos, la joya de la corona, el Alto del Miserat, 7,25km al 9,2% de media. Es una alegría ver que este puerto, a priori, será el decisivo de la Volta a la Comunidad Valenciana. Ojo también a la bajada, la primera parte es estrecha y a alguno seguro que le da por arriesgar.

 

 

La quinta etapa con final en el Puerto de València es algo más corta, 93km, pero cuenta con el puerto de la Frontera, que querrá romper las opciones de los velocistas. Con un final de etapa más llevadero, no dudamos que los sprinters no querrán dejar pasar la oportunidad para jugarse la victoria.

La Volta este año contará con 7 equipos del World Tour y serán 18 equipos en total. La participación es de un gran nivel, hay ganas y estamos seguros de que la batalla por el maillot amarillo final y los ansiados puntos UCI será sin tregua. Nos esperan 5 días de mucha emoción.

Leer Más

Vuelve el ciclismo a Europa y una vez mas La clásica Comunitat Valenciana será la encargada de estrenar la temporada. La 40º edición de la prueba que se celebra entre Alicante y Valencia será la primera opción de conseguir puntos UCI en suelo europeo.

El recorrido de 200km se disputará entre La Nucia y Valencia donde, aparentemente, con el permiso del viento, se decidirá en un sprint.  Los hombres rápidos tendrán la oportunidad de estrenar el palmarés de su equipo en la temporada. La lucha estará asegurada, la necesidad de obtener puntos UCI va a ser un incentivo durante toda la temporada.

La clásica tendrá una participación de gran nivel, y, a priori, como comentábamos, serán los sprinters quienes se disputen la prueba. Entre los favoritos estarán Gleb Syritsa, Bryan Coquard, Luka Mezgec, Luca Mozzato, Davide Cimolai, Jon Aberasturi, Pierre Gautherat, Jason Tesson, Jasper De Buyst, y seguro que algunos más a la espera que algunos equipos confirmen sus alineaciones.

Para seguir con la gira valenciana, un día después, tendremos el GP de Castellón. Esta prueba tendrá un recorrido de 174km que se disputaran entre Castellón y Onda. Con el puerto Collado de Ayódar a 10 km de meta, se espera una jornada de continuos ataques que busquen romper el grupo y evitar una llegada masiva. Es cierto que el puerto no es duro y no garantiza romper el pelotón, pero es una tentación, la temporada acaba de arrancar y hay margen para las sorpresas.

Como decíamos a principio de temporada siempre hay margen para las sorpresas y todo dependerá del estado de forma en el que se encuentren los corredores, pero la batalla estará más que servida. Nos espera un fin de semana emocionante.

Leer Más

El Equipo Kern Pharma celebró este martes 16 de enero su presentación oficial en el Hotel Tres Reyes de Pamplona. Los farmacéuticos, rodeados de patrocinadores y más de 500 aficionados, dieron la bienvenida a las nuevas caras y compartieron deseos para la temporada 2024, la quinta del equipo en el campo profesional.

El conjunto farmacéutico afronta este nuevo curso con 24 corredores en su plantilla. En total, los de Juanjo Oroz suman en 2024 seis bajas y ocho nuevas incorporaciones que aportarán versatilidad y juventud, pues cuatro de ellos llegan procedentes de su filial, el Equipo Finisher. De esta manera, hasta 18 ciclistas del actual Equipo Kern Pharma han crecido en las categorías inferiores de la estructura.

Respecto al calendario, el Equipo Kern Pharma volverá a visitar más de diez países y centrará en España y Francia la mayoría de sus días de competición. Regresará a escenarios WorldTour como la Volta a Catalunya y la Itzulia Basque Country y peleará por estar en la línea de salida de la próxima Vuelta a España.

La consejera de Cultura, Deporte y Turismo del Gobierno Navarra, Rebeca Esnaola, fue la encargada de inaugurar el acto: “Es un placer asistir a la presentación del Equipo Kern Pharma y me alegra que se haya celebrado aquí en casa, en Navarra. Queremos veros crecer, seguir disfrutando de vuestros triunfos y acompañaros y arroparos en este viaje profesional para que los jóvenes vean de cerca una oportunidad de progresión. Esperamos que nos hagáis vibrar de alegría y emoción en esta nueva temporada”.

“Nacimos pensando en ayudar a los ciclistas y en mejorar lo que ya existía. Si algo nos ha definido en todos estos años es que hemos actuado como equipo y sin perder nunca la ilusión”, afirma Juanjo Oroz, manager general del Equipo Kern Pharma. “Seguimos soñando, soñamos con volver a la Vuelta a España, con seguir avanzando y formando corredores que se sientan identificados con nuestros valores”, finaliza.

Manuel Garrido, director general de Kern Pharma, destaca: “Estamos contentísimos de toda la gente que se ha acercado a ver al equipo. Un equipo que cumple con los valores que también tenemos en Kern Pharma: sacrificio, humildad, afán de superación. Eso es lo que me llena y nos hace sentir orgullosos, que todos los componentes del Equipo Kern Pharma tengan tengan esto en su ADN”.

 

Plantilla Equipo Kern Pharma 2024

Jon Agirre (10/09/1997, Zumaia)

Hugo Aznar (01/12/2003, Cortes)

Unai Aznar (26/07/2002, Cortes)

Urko Berrade (28/11/1997, Pamplona)

Marc Brustenga (04/09/1999, Santa Eulalia de Ronsana)

Pablo Castrillo (02/01/2001, Jaca)

Iván Cobo (02/01/2000, Astillero)

Iñigo Elosegui (06/03/1998, Zierbena)

Miguel Ángel Fernández (21/03/1997, Santander)

Kiko Galván (01/12/1997, Lliçà d’Amunt)

Carlos García (23/07/1999, Tres Cantos)

Jorge Gutiérrez (23/09/2002, Trujillo)

Unai Iribar (12/06/1999, Ibarra)

Álex Jaime (29/09/1998, Sarrià de Ter)

Jordi López (14/08/1998, Badalona)

Martí Márquez (09/02/1996, Llinars del Vallès)

Pau Miquel (20/08/2000, Sant Quirze del Vallès)

José Félix Parra (16/01/1997, Ossa de Montiel)

Mikel Retegi (27/04/2001, Barañain)

Ibon Ruiz (30/01/1999, Vitoria)

Eugenio Sánchez (10/03/1999, Calpe)

Antonio Jesús Soto (24/12/1994, Alcantarilla)

Danny van der Tuuk (05/11/1999, Assen)

Diego Uriarte (26/10/2001, Barañain)

Cuerpo técnico

Manager general: Juanjo Oroz

Directores deportivos: Jon Armendariz, Mikel Ezkieta, Mikel Nieve, Pablo Urtasun

Mecánicos: Luca Scapeccia, Diego Serrano, Ángel Anguita, Alberto Gallego, Andoni Ocaña

Masajistas: Irati Oyarbide (fisio), Noemí Yábar (fisio), Alberto Osés, Ángel Vivar, Gabriel Irisarri (bus), Mikel Núñez, Jaime Castrillo, Udane Bilbao

Rendimiento: Iosune Murillo, Ander Altuna (preparación física), Alfredo Resano (médico), Guillem Vizcaíno (nutricionista)

Administración: Ana Martínez, Martin Armendariz, Gorka González

Comunicación: Alberto Campos, Pedro Dueñas, Enrique Julián, Isabel Robles

Material

Bicicletas: Giant [modelos Propel, TCR Advanced SL; Trinity Advanced SL]

Nutrición deportiva: Finisher

Ruedas y Componentes: Cadex

Cascos: Giant [Rev Pro Mips; Rivet TT]

Ropa de competición: Etxeondo

Ropa de calle: ASICS

Gafas: Bollé

Bidones: Oneka Distriplex

Vehículos: Skoda Irumóvil

Leer Más

Las tierras australianas vuelven a ser el comienzo de la temporada World Tour de la temporada. Del 16 al 21 de enero llega la vigésimo cuarta edición del Santos Tour Down Under y allí, por fin, se verán los primeros movimientos del pelotón internacional.

Aunque ya se han celebrado las primeras pruebas en Australia, como los campeonatos nacionales de línea y contrarreloj, es en el Santos Tour Down Under donde estará en juego la primera gran batalla entre los equipos de primer nivel a la caza de los cotizados puntos UCI.

En estas 6 etapas en suelo australiano, la media montaña será prioritaria. La primera, tercera y cuarta etapa deberían decidirse en un sprint teóricamente masivo. La segunda, con la subida a Fox Creek, 1,6km al 7,5% en los últimos 10km, podrá romper los previsibles sprints. En cambio, las dos últimas es donde se decidirá la general. La quinta etapa es un clásico australiano, con su doble subida al Willunga Hill 3,4km al 7,3%, mientras que la sexta, teóricamente la más dura, tendrá 3 subidas al Mt Lofty 1,6km al 6,5%.

Se avecina una gran lucha por las primeras victorias del World Tour. El Team Jayco Alula, equipo australiano, un año más llega con las intenciones de hacerse ver en casa y ganar todo lo que pueda. A priori, es el enemigo a batir. Cuenta con Simon Yates, Luke Plapp y Caleb Ewan, sin duda 3 grandes nombres que pueden aspirar a ganar tanto etapas como la general.

Además de los ya nombrados, la participación es de gran nivel y cuenta con corredores como: Julian Alaphillipe, Filippo Ganna, Laurens De Plus, Diego Ulissi y Jack Haig. Otros nombres a tener en cuenta son: Ruben Guerreiro, Gonzalo Serrano Milan Vader, Stephen Williams Simone Batistella y Michael Storer. Aunque eso sí, todo dependerá del estado de forma y objetivos, ya que muchos llegarán para ponerse a punto y no para disputar.

Por otro lado, los sprinters tienen opciones para disputar un mínimo de 3 etapas y es por eso por lo que hay grandes nombres como: Caleb Ewan, Phil Bauhaus, Biniam Girmay, Sam Welsford, Ivan Garcia Cortina, Filippo Ganna, Elia Viviani y Alvaro Jose Hodeg.

Por lo tanto, Australia promete y tiene un recorrido y grandes estrellas para ser llamativo. Habrá que ver que depara la primera prueba del pelotón internacional ganas de disfrutar no nos faltan.

Leer Más