Día: 22 julio, 2022

Ayer en la etapa del TOUR, Spandelles sorprendió a casi todos. Un puerto atípico, duro, una pequeña joya que tuvimos la suerte de conocer hace casi 20 años y que ya se subió en competición, primero en el Tour del Porvenir de 1999, y posteriormente en la Route du Sud (ahora Route d’Occitaine) de 2012 en una etapa que ganó Nairo Quintana, que destrozó el pelotón en sus rampas.
Si hablamos de Pirineos, las referencias a Tourmalet y Aubisque son inevitables. Colosos que han creado su propia historia y que han dado más valor al poderoso “séquito” que tienen a su alrededor: Portet d’Aspet, Menté, Aspin, Marie Blanque, Peyresourde, Pourtalet, Superbagnères, Plateau de Beille, Hourquette d’Ancizan, Hautacam, Pailhères… Pero curiosa y tristemente, en los listados de puertos que todos queremos añadir a nuestra particular historia cicloturista, la zona más occidental suele pasar bastante -afortunadamente cada vez menos- desapercibida. Hablamos del Pays Basque, de lo que llamamos aquí Pirineo Navarro, que aunque ya somos muchos los que lo disfrutamos y sufrimos a partes iguales, sigue siendo un pequeño desconocido. Puertos como Larrau, Burdinkurutzeta, Soudet, Bagargi, Ahusky, Izpegi, … rompieron el hielo y abrieron una mina, pero solo son la punta de un iceberg que no creemos que crezca mucho en competición por el hándicap que supone la estrechez de sus carreteras, pero que, sin embargo, para cualquier cicloturista puede suponer ponerse el disfraz de “Alicia” para adentrase en su fascinante “país de las maravillas”.
Esto es lo que buscamos en cada edición del RAK. Abrir una puerta y acercarnos a la magia que nos ofrece el “laberinto” de puertos de la zona. Una encrucijada de caminos, que en buena parte, se la debemos a los pastores, a las ovejas, vacas, caballos y al queso. Son muchos los pastores que pasan el verano subiendo y bajando de la montaña y facilitar su trabajo es la razón de que todas estas carreteras sean transitables. En donde veamos que hay una borda, llegará un camino que muchas veces será asfaltado. Esto explica que puertos como Arnostegi tenga siete subidas, Errozate cuatro, Ahusky cuatro, Lindux cuatro, y La Pierre de Saint Martin siete. Si a esto le unimos “enlaces” como Sensibil, Bostmendietan, Irei, Bilgosa, Munhoa… el menú es escandaloso: un pequeño “país de las maravillas”.
El día de la Ruta de los Akelarres se ha convertido en un clásico; pero una vez allí, nuestras etapas buscan acercaros a algunos de esos rincones de los que os hablo.
RAK 2022. VIII Ruta de los Akelarres (Auritz/Burguete. Pirineo Navarro). 8 al 11 septiembre: 4 etapas, RAK el día 10. Opciones de 1 a 4 días
Por Jon Beunza

 

Leer Más