Día: 13 abril, 2020

Cuando a principios de los años 80 Ray Sugar Leonard estaba en la cúspide de su carrera deportiva, decían los entendidos que era lo que denominaban “Marketing marvalleous”, una maravilla de marketing; porque gente que no seguía el boxeo sabía perfectamente quién era. Es decir, trascendía como figura el deporte que practicaba llegando a las masas en todas las edades y categorías, y eso es algo que no todo el mundo consigue con la actividad que realiza.

 

El reportaje “El día menos pensado” que ha realizado Movistar sobre la temporada de su equipo ciclista en 2019 trasciende el deporte en cuestión. Son ya unos cuantos los amigos que no siguen nada el ciclismo que me han comentado que lo han visto totalmente pegados al televisor, como si de una buena película se tratara. Devoraron los seis capítulos de esta mini serie con interés y asombro, otorgándole al final una muy buena nota. Ni que decir tiene lo que esto supone para los que sí seguimos la temporada ciclista y nos gusta este deporte en cualquiera de sus vertientes, cicloturista o profesional. A través de las grandes pruebas del calendario del equipo, nos sumergimos en lo que supone preparar, planificar, buscar estrategias y tratar que un colectivo sea una piña en la siempre difícil tarea de llevar un grupo humano, con intereses particulares que en un momento dado pueden chocar con el interés grupal o colectivo. De eso trata “El día menos pensado” de la gestión de personas, que en este caso son ciclistas profesionales del más alto nivel que compiten en las mejores carreras del calendario profesional.

 

La siguiente pregunta es obligada y merece también una respuesta. ¿Cómo el equipo ciclista Movistar se ha prestado a desvelar sus secretos e intimidades y mostrarlas al público sin censura, sin apenas cortes (alguno me consta que ha habido)?

La respuesta es sencilla, el equipo ciclista no es más que una sección dentro de lo que es la empresa, luego la realización y la emisión de este reportaje viene de órdenes de arriba, no de la dirección del equipo. A buen seguro que al máximo responsable del mismo, Eusebio Unzue, este reportaje no le habrá hecho mucha gracia, aunque trate de disimularlo públicamente en las entrevistas que ha concedido tras su emisión. Él hubiera hecho a buen seguro un publi-reportaje más al estilo del que presentaron el año pasado sobre el 40 aniversario del equipo ciclista que con distintos nombres pero bajo una misma dirección lleva todo este tiempo en el pelotón internacional, siendo uno de los históricos y más longevos, sino el que más, de todos los que en este momento forman la serpiente multicolor que compite por la carreteras de todo el mundo. Un reportaje así si está destinado al consumidor de ciclismo, y por eso aquel causó el revuelo que causó, y éste ha causado el revuelo que ha causado.

 

No pretendo hacer un spoiler y por tanto no voy a comentar nada al respecto. Hay gente que sale muy retratada en mi opinión. Unos para bien y otros para mal.

 

Como suele decirse, júzgalo tú mismo, por eso invito a todos, aficionados o no, a disfrutar de esta pequeña serie de seis capítulos cortos (no llega ninguno a la media hora) que te sumergen en la siempre complicada tarea de la gestión humana. Además, creo que ni adrede, se hubiesen podido dar tantas circunstancias dentro de las respectivas carreras, que muestran con detalle a cada uno de los protagonistas y sus respectivos comportamientos.

Por Rubén Berasategui

 

Leer Más