Cada vez que salgo en bici, mi madre me recuerda lo tarde que empecé a montar. Tendría 10 años, fue una tarde de julio en Hondarribia. Ella, que estaba embarazada de mi hermana Cristina, se dejaba literalmente los riñones sujetando el sillín de la BH blanca. Me soltaba, daba yo dos pedaladas y me c...

Leer Más

Luis Guinea