Día: 7 noviembre, 2018

Joane es una de las grandes protagonistas del número 22 de ZIKLO. Con  ella compartimos ruta y una larga entrevista. Os dejamos una parte en la que nos habla del ciclismo femenino hoy.

Hay que ir acabando, porque Ziortza debe acudir a su puesto de trabajo en el hospital de Cruces: “¿Qué cómo veo el ciclismo femenino hoy en día? Pues dando pasos gigantes aquí en España. Lo del Movistar ha sido muy bueno para las chavalas. Siempre tienen la coletilla de que cobran mucho menos, pero para mí es todo positivo que salga un equipo así. Está claro que el Movistar ha salido por la empresa. Yo a Unzúe le conozco desde siempre y sé lo que le ha podido gustar el ciclismo femenino. Pero al final las mujeres nos vamos haciendo nuestro hueco… Hacer una lectura positiva del avance del ciclismo femenino nos hace bien, claro que sí. Y la lectura positiva es que las chavalas se pueden dedicar a ello. Tienen la Seguridad Social, tienen todos los medios para dedicarse a ello.  La ilusión y las ganas ya estaban. Antes te tenías que buscar un trabajillo y no te podías dedicar al ciclismo en cuerpo y alma. Y tener esta oportunidad es algo gigante para ellas, ¿no? Pero ahora tienen que darlo todo porque las oportunidades hay que aprovecharlas. Ellas son muy conscientes porque han visto el otro lado, de cuando estaban en equipos pequeños y las dificultades que había para ir a correr”.

Sigue: “En nuestros años todo el ciclismo se concentraba en Italia. Todos los mejores equipos estaban allí, pero ahora ya no es solo Italia. Ahora hay equipos a nivel mundial muy buenos y se ha repartido más, ¿no? Holanda la verdad es que tiene unas corredoras fenomenales, que van a estar rindiendo durante mucho tiempo y que están a años luz del resto. Pero la verdad es que aquí hay muy buen nivel y hay corredoras que lo están demostrando y que van mejorando, ¿no? El tener la oportunidad que tienen les da pie a que vayan corriendo más fuera y que vayan mejorando. Y al final para las que están por debajo también. Y fíjate qué escaparate tienen: una chavalita que dice: «Mira Movistar, quiero estar en Movistar, yo quiero ser ciclista, yo quiero luchar por mis sueños». Eso es muy bueno para la base, para todas las cadetes, todas las juveniles, para todas las chavalitas… Tengo que andar bien para que me fiche Movistar. Y eso hace al final que haya más chicas, que haya más carreras y que suba el nivel.

Tiene un recuerdo especial para una chavala de las Encartaciones de la que en su día dijo que podía llegar a ser su sucesora, al conseguir dos años consecutivos el campeonato de España junior en CRI: “Hace años hablé bien de Naiara Telletxea, corrimos juntas y era una corredora con muchas cualidades. Y con ganas. Pero luego… es que es complicadísimo. Porque al final tienes que poder vivir de esto y fíjate lo que el Bizkaia ha hecho siempre por el ciclismo. La Diputación entró ayudando al equipo y hubo la oportunidad de correr buenas cosas, pero al final con lo que daba la Diputación no llegaba para casi nada. Y ya, cuando lo dejé yo, creo que había menos entrada de dinero en el equipo, y las condiciones, sin Seguridad Social…  es complicado. Te implica mucho esfuerzo, muchos viajes, mucho gasto de la familia, y al final no compensa. Tienes que tener las cosas muy claras. Y finalmente ella se fue por otros derroteros, dejó la bici. Además, estudió IVEF, le gustaba entrenar; y luego la mala suerte que ha tenido en la vida… Pero es una chica muy valiente, muy, muy valiente. La vida le ha zurrado mucho pero es un ejemplo la verdad. Y mira ahora el tesoro que tiene de niña…”.

Ahora es Ziortza quien la seca el nombre de su entrenadora de las tres últimas temporadas, Josune Murillo, a relucir: “¡Si corrió conmigo! ¿Josune te está llevando? ¡Qué bueno! La verdad es que está llevando a mucha gente y muy bien. Y como persona es un cielo. Cuando corría también, muy metódica, con su dieta, muy metódica. ¿Está también con el Movistar, no? ¿O sea que habéis encajado muy bien? ¿Y en una disciplina tan diferente como la tuya? Es que es muy complicado lo de encajar, que te pille y que te sepa llevar. Tiene mucha experiencia Josune. Y luego como corredora era auténtica, una “feliciana”, siempre con la sonrisa. Yo a veces le decía: «Josune, saca un poco de genio, mecágüen la ostra!» Pero ella siempre ji, ji, se ponía a tirar y yo le gritaba: «¡Si es que pareces una cicloturista». Es muy positiva. Nosotras éramos mucho más serias. Imagínate yo con mi aspiración de ganar, y a ella le veías que a todo le quitaba importancia. «¡Qué pachorrota eres!» –le decía. También le ha tocado pasar situaciones difíciles, pero con su marido, Juanjo Oroz, y sus hijos también se la ve feliz. Como siempre es ella”.

Leer Más