img
No entró en papel

Ziortza Villa fue el hilo conductor para llevar a cabo la entrevista a JOANE SOMARRIBA. Para nosotros, esta entrevista ha sido uno de los momentos más especiales desde que empezamos la andadura de Ziklo. Sabemos que para Ziortza también fue algo muy especial. Os dejamos con unas reflexiones suyas

UN AURA ESPECIAL

Por Ziortza Villa

Joane tiene un aura especial. Es una mujer fuerte y valiente impregnada en esa sencillez que avala a los grandes campeones, esos que han llegado a lo más alto fruto del duro trabajo y de saber superar una y mil veces la adversidad. El talento es una condición imprescindible para llegar a lo más alto de un deporte, pero para poder mantenerse hace falta compromiso, perseverancia y sobre todo mucha dosis de pasión, como la que aún a día de hoy desprende su mirada cuando habla de ciclismo.

Joane Somarriba personifica todos los valores del deporte. Ella es una mujer tan humana que parece increíble que tenerla cerca sea tener a la mujer que lo ha logrado todo en el ciclismo.

Escucharla hablar de su experiencia en el ciclismo es escuchar hablar a una maestra. Cómo nos describe a las ciclistas que fueron sus grandes rivales, con el respeto con el que lo hacen los grandes profesionales; y también a sus compañeras de equipo, con ese cariño tan especial que dejan las horas de sufrimiento codo con codo. Aún le brillan los ojos cuando habla de Italia y de la pasión por el ciclismo que se vive allí. Para ella la familia siempre fue un pilar fundamental, ella tuvo un gran ejemplo de vida y a día de hoy es una madre entregada y feliz que disfruta de la familia que ha creado.

Ella supo superar los momentos más duros del deporte, esos que la curtieron como deportista y gracias a los cuales ha podido disfrutar de los días de gloria que le ha brindado el ciclismo, como esa subida al Tourmalet que nos ha narrado en la que llegó con su con compañera de equipo, en la que le esperaba su familia en los últimos kilómetros y que la vistió de líder en su segundo tour de Francia. Momentos que han hecho historia y que hacen de Joane una leyenda viva del ciclismo.

Siento no poder tener imágenes de esas etapas épicas de ciclismo femenino en los puertos míticos del Tour y Giro. Me parece realmente admirable que con aquellos medios y los desarrollos que llevaban en la bicicleta lograran vencer las montañas de los Alpes y Pirineos un día tras otro para completar un Tour o Giro. Cómo sin apenas repercusión y con escaso apoyo, estas grandes campeonas como lo fue Joane aprendieran a brillar en la penumbra de los medios.

Sin lugar a dudas Joane Somarriba es un capítulo muy importante en el ciclismo femenino. Una Líder en mayúsculas, un espejo donde pueden mirarse las nuevas generaciones de ciclistas.

Una vez haberla escuchado no me queda ninguna duda de por qué llegó a lo más alto y por qué es una de las mejores deportistas que hemos tenido en la historia.