Día: 25 agosto, 2018

 

MINIDIARIO Stage Alpes

Etapa 1

Hemos empezado a lo grande. Bonette, Larche y Lombarde en el recorrido. Había muchas ganas y la etapa ha dado juego. Bonette impresiona pero el encanto de Lombarde es espectacular
Hoy dorminos en Isola 2000 donde se concentró parte del SKY antes del Tour. A ver si se pega algo que mañana espera La Fauniera

Etapa 2

Isola-Caraglio con Isola-Lombarde, Fauniera y sorpresa final en Montemale de Cuneo
El descenso de la Lombarde temprano con luz de mañana increíble. Paraiso ciclista filosofia Ziklo.
La Fauniera sin palabras. Uno de los más grandes de Alpes con toda claridad Uno de esos sitios que hablan solos.
La trampita de Montemale mejor lo dejamos ahí je je

Etspa 3

Dia especial en todo.
En lo ciclista con dos puertazos como Fauniera por Pradleves y Sampeyre por Marmore
En lo social porque era el día de nuestra Fideua. Gracias a Inigo Lavado por haber creado la idea y a Stelian el gran chef y Pepe y Ander los pinches, por mantener la tradición.
En lo humano porque experiencias asi no serían lo mismo si no acabamos siendo una pequeña familia. La amistad y sentimientos son cosas siempre presentes en Ziklo. La música siempre ayuda. Gracias Jon Mikel.

Etapa 4

El Agnello y el Izoard reclaman su merecido espacio.
El Agnello desde Castelldelfino es espectacular con 10 km finales a casi el 10 %. Sus 2744 metros marcan.
Izoard y la Casse Deserte. Otro sin palabras. La Casse Deserte es uno de esis lugares que obligan a parar donde saberte pequeño te hace sentirte grande.

Etapa 5

Dia de traslado pero en bicicleta. 170 km entre Briancon y Rivarolo pasando por el Col d’ Echelle, Bardonechia, Susa, Viu y el Colle de Lys.
Los kilómetros asustaban pero era el dia solidario y entre todos ha sido más sencillo.

Etapa 6

Nivolet y Teleccio
Ya desde casa después de haber asimilado lo vivido durante esta semana y convencidos de que si hay un lugar especial, se llama NIVOLET.
Como comentaba uno de los del grupo al alcanzar la cima: “no se si es el principio del fin o el final del principio, pero después de subir aquí, hay un antes y un después”
Además tuvimos la suerte de disfrutar de un día perfecto, sol, calorcete y a sus más de 2600 metros de altitud se podía estar en manga corta.
El Nivolet lo tiene todo para conquistarte. Escondido en el corazón del Gran Paradiso italiano, no es un lugar de fácil acceso. Fuimos cabezones y conseguimos adaptar la ruta para acabar en él. La recompensa fue mejor de lo esperado.
La cara amable la tiene el Nivolet, pero muy cerquita de él vive el Teleccio. Agresivo, desafiante, sin apenas respiro, con una media que supera el 10% en sus más de 10 km. 

Fotos: A. Epelde

 

Leer Más